Blog

    Grupaje, consolidación y desconsolidación

    Para poder comprender la importancia del grupaje, la consolidación y desconsolidación en el transporte de mercancías es necesario que te familiarices con estos conceptos. Por eso, hemos desarrollado un artículo para explicarlos.

    Grupaje

    La consolidación de mercancías y el grupaje aluden directamente al proceso de agrupar los productos que debes almacenar y transportar de manera unificada. Este proceso está muy asentado en el sector de la logística, ya que mejora la productividad y reduce costes. El grupaje de mercancías en el transporte permite combinar las de diferentes clientes en un mismo camión o contenedor, para evitar tener que realizar viajes personalizados a media carga para un cliente único.

    Los beneficios del grupaje se traducen en un ahorro de costes operativos importante, lo que permite aprovechar las sinergias de las empresas. Además, puedes ofrecer un servicio de mayor calidad al mejorar la frecuencia de los envíos. Por último, entre sus ventajas hay que resaltar que el aprovechamiento del espacio se mejora, ya que se maximiza la ocupación y se evitan algunos costes que resultan innecesarios.

    En el almacén, el grupaje de mercancías se aplica como parte de diferentes operativas en la recepción, almacenaje, preparación de pedidos y expedición de mercancías. Veremos el alcance de esta práctica a continuación.

    Consolidación

    La estrategia para la consolidación de mercancías se desarrolla en cada área de la gestión logística de una forma concreta, a pesar de que el principio básico sea el mismo. En primer lugar, hay que hablar del grupaje de mercancías en el transporte en sus dos modalidades: la carga completa de un cliente único o la agrupación en un remolque o contenedor de diferentes clientes.

    La consolidación de mercancías facilita que los envíos de larga distancia sean accesibles para las empresas pequeñas, ya que mueven un volumen de productos bajo y no completan contenedores. Así los costes del transporte se ven reducidos, y las pymes o pequeños negocios pueden afrontarlos. Eso sí, este proceso impide que los tiempos de entrega y recogida sean tan precisos como con una carga completa, y por ello se hace necesario que los transportistas deban operar con horarios aproximados.

    El segundo punto que hay que atender en la consolidación es el proceso en el almacén; sobre todo, en los centros de distribución. La consolidación de mercancías es una estrategia encaminada a optimizar el espacio de almacenaje, que cuenta con materiales de diversas procedencias y que precisa de esta optimización para satisfacer la demanda de pedidos con la mayor eficiencia posible.

    ¿Cómo gestionar la complejidad de la consolidación de mercancías?

    Los SGA o sistemas de gestión de almacenes son herramientas indispensables para poder mantener un férreo control sobre las entradas y salidas de las mercancías en el depósito. Esta será una de las tácticas más exitosas en la integración y coordinación de todas las operaciones que lleves a cabo.

    Con un software de estas características podrás registrar cada uno de los movimientos del stock de tu almacén, y podrás mantenerlo actualizado en tiempo real una vez que se hayan consolidado y desconsolidado las cargas. Por otro lado, con un buen SGA tendrás la posibilidad de guiar a los operarios encargados de estas tareas para que puedan desempeñar su labor.

    Desconsolidación

    Este tercer factor es la actividad que te permite desagrupar los embarques consolidados y que tienen como destinatarios consignatarios diferentes. Las compañías remitentes realizan procesos de consolidación o de fusión de pequeños paquetes en uno más grande para poder ubicar cada uno de los artículos en un mismo pedido, con el objetivo de reducir los costes totales. El proceso de desconsolidación, por su parte, hace referencia a los trámites aduaneros para productos ligeros consistentes en la liberación de cada envío y el pago de sus correspondientes impuestos.

    En las instalaciones donde se realizan estos procesos es necesario que la descarga de los contenedores sea lo más ágil posible, para poder colocarse en los lugares adecuados. Así puede garantizarse el transporte nacional y se reducen los costes de transporte terrestre. Utilizar este tipo de servicios también conlleva una serie de ventajas muy importantes: por ejemplo, la gestión del inventario mejorará, el coste se reducirá y la velocidad de comercialización se verá agilizada al máximo.

    Toda vez que los productos se hayan desconsolidado y abandonen una instalación, la información de esa carga se controlará mediante un sistema de gestión de transporte junto a sistemas de rastreo hasta que llegue a destino de una forma segura. Por todo ello, este proceso de desconsolidación es clave en el mercado internacional para que tus clientes puedan trasladar su carga de una forma flexible y eficiente.

    En conclusión, el grupaje es una opción muy interesante que recomendamos en Galyco cuando la mercancía no ocupa un gran volumen, pero puede ralentizar las entregas. Si tienes cualquier tipo de duda sobre cómo hacer los transportes de tu empresa, contacta con nosotros.

    imagen