Blog

    Los 5 procesos clave en una empresa de logística

    En una empresa de logística es fundamental saber controlar a la perfección ciertas tareas críticas como, por ejemplo, el inventario y el almacenamiento. Sin embargo, no son los únicos. En una compañía de estas características todos los procedimientos deben ser muy eficientes, pues es el único modo de que el servicio sea óptimo. ¿Quieres conocer cuáles son los procesos clave de la logística?

    Procesos clave en una empresa de logística

    Los cinco puntos de los que te hablaremos a continuación son fundamentales para garantizar un buen servicio en el sector de la logística. Sin embargo, cada profesional puede hacer más o menos hincapié en alguno de ellos, según su infraestructura y capacidades.

    1. Compras

    En esta fase se determina qué materias primas, suministros y otros materiales se necesitan, y quiénes serán los proveedores. Tendrás que prestar especial atención a los plazos de entrega, garantías, métodos de pago… Es un aspecto fundamental para determinar la rentabilidad de una empresa y, además, tiene una gran repercusión en sus necesidades financieras. Algunas de las funciones especialmente sensibles en este departamento son:

    – Planificar las compras anualmente.

    – Seleccionar proveedores, escoger las empresas con las que puedas hacer negocio y pactar las condiciones comerciales.

    – Realizar pedidos.

    – Controlar las compras y corroborar que no existen anomalías.

    – Analizar el período de permanencia medio de las materias primas en el almacén.

    Para ser un comprador eficiente debes prever cómo irán evolucionando los mercados y asegurarte de que concretas las compras con los proveedores que te ofrecen las mejores condiciones.

    2. Servicio al cliente

    Está área es primordial en las empresas de logística. Es una herramienta de marketing muy potente, porque los clientes satisfechos con el trato recibido podrían volver a solicitar tus servicios. Dicho de otro modo, estarías sentando las bases para su fidelización.

    Para que puedas escalar posiciones en el mercado con tu empresa y competir en las grandes ligas, no debes dejar de detectar ventanas de oportunidad. Los elementos clave en el servicio de atención al cliente son:

    – Contactos rápidos y sin sobresaltos.

    – Efectividad y rapidez en la recepción de pedidos.

    – Entrega de mercancías en los tiempos establecidos.

    – Infraestructura necesaria para cubrir las operaciones logísticas.

    – Buena gestión de reclamaciones.

    Este proceso abarca todo el ciclo de una orden, ya que incluye varios subprocesos como la generación del pedido, el procesamiento, la entrega o el cobro. Es fundamental que las órdenes sean transparentes, rápidas y que no contengan errores para no retrasar el proceso y que las entregas sean perfectas.

    Una buena logística y un buen servicio de atención al cliente son dos herramientas de ventas al nivel de la mejor publicidad o descuento.

    3. Gestión de inventario

    Para gestionar las existencias es necesario aplicar métodos y estrategias que hacen que estos bienes sean tan productivos como rentables. Las operaciones clave en la gestión del inventario y almacenamiento son:

    – Custodiar las existencias. Algunos de los subprocesos englobados aquí son auditar las existencias, analizar tanto el proceso de ventas como el de recepción y realizar recuentos cíclicos.

    – Análisis de los inventarios. Son aquellos estudios que indican si las existencias que se supone que deberías tener, realmente están presentes. También analizan la rentabilidad que pueden generar esos productos.

    – Planificación de la producción. Las empresas deben fabricar o comprar bienes que luego puedan vender. Por tanto, se ha de planificar cuánto y cuándo hacerlo mediante diferentes métodos como, por ejemplo, el plan maestro de producción.

    4. Almacenamiento

    Con esta operación se guardan todos los bienes que has inventariado, y se hace necesario implementar un proceso de custodia y control del mismo. Cuando elaboras una estrategia de inventario y almacenamiento, debes definir el modelo exacto y el sistema de gestión que se utilizará.

    Además, has de tener en cuenta que las cantidades que se almacenen deben calcularse para que produzcan los menores costes posibles y mantengan los niveles de servicio optimizados. Al igual que es necesario extraer el máximo rendimiento al espacio disponible y facilitar el tráfico en las instalaciones en cada movimiento.

    De entre todas las tareas de la gestión de los almacenes, hay que destacar la importancia de gestionar la obsolescencia de los productos mediante informes de rotaciones.

    5. Transporte

    El transporte comercial en la actualidad tiene un amplio espectro de acción. Cubre todas las infraestructuras que están involucradas en el flujo de materiales, manipulación, servicios de entrega y recepción de los mismos.

    Generalmente, las formas de realizar el transporte para distribuir la mercancía las puedes clasificar en tres vías: aérea, terrestre, marítima o una combinación de ellas. Al final, este es uno de los procesos claves de la logística, fundamental para poder poner en el mercado cualquier tipo de producto.

    Una empresa de logística ha de tener en cuenta la importancia de estos cinco procesos y contar con un sistema de gestión impecable para todos ellos. En él deberán integrar la planificación, organización y control de las áreas de producción, distribución y abastecimiento. Cuéntanos, ¿cuál de estos procesos es más importante para ti?

    imagen