Blog

    Empresas de logística, almacenaje y distribución y los ODS

    Las empresas de logística que apuestan por la sostenibilidad son fundamentales a la hora de plantearse llevar a cabo una actividad empresarial que cuide el medio ambiente. A continuación te mostraremos que es posible relacionar cualquier práctica de almacenaje y distribución con proyectos ecológicos y cómo puedes hacerlo.

    Logística sostenible

    La sostenibilidad es indispensable para reducir los daños que todos causamos a nuestro entorno diariamente. Teniéndola presente, podrás incorporar hábitos y decisiones en tu empresa que tendrán un impacto beneficioso en el ecosistema. Al fin y al cabo, este gesto es indispensable para disminuir las emisiones de dióxido de carbono tan tóxicas para el planeta.

    Y, en el sector logístico, existen muchos puntos importantes que has de tener en cuenta para desarrollar medidas con una repercusión medioambiental digna de ejemplo para los demás. Por ejemplo, te recomendamos que te comprometas con tu huella ecológica y que controles el proceso de todos los materiales que utilices, además del uso de combustible (en el caso de que tu empresa se dedique al sector del transporte). El objetivo final es cambiar de actitud y, poco a poco, llevar a la práctica acciones más sostenibles.

    Logística, almacenaje, distribución y ODS

    Los denominados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son básicos a la hora de impulsar cambios en la sostenibilidad ambiental para optimizar la productividad y crear nuevas líneas de negocio. Por ejemplo la reutilización de materiales, el uso de energías renovables y la promoción de una economía colaborativa son tres aspectos interesantes en nuestro campo.

    En el sector del almacenaje, los envases son un factor clave en las cadenas de suministro. Por ello, los embalajes biodegradables son un elemento a tener muy en cuenta: estos contenedores pueden ser utilizados como abono una vez que se descomponen. Sé consciente de que los consumidores valoran el esfuerzo de las empresas que apuestan por estos métodos verdes, por lo que apreciarán que tu negocio logístico cuente con recursos orgánicos en su actividad.

    Dentro del sector de la distribución, es conveniente que centres tu atención en disminuir la presencia de transportes interurbanos de mercancías para, de ese modo, reducir la emisión de dióxido de carbono. Por ejemplo, el reparto en vehículos eléctricos o en bicicletas es una opción que debes valorar, siempre dentro de las posibilidades de tu empresa. Por otro lado, también puede ser muy interesante mejorar las infraestructuras para abrir nuevos centros urbanos de entrega y recogida.

    Por otra parte, puedes estudiar la forma de aplicar estrategias de optimización y apostar por sistemas de conducción eficientes para que tu flota de vehículos de transporte urbano reduzca los kilómetros que realiza al día. No te olvides de estudiar diferentes ideas para optimizar la carga en camiones y furgonetas.

    Para crear una logística lo más respetuosa posible con nuestro entorno, puedes implantar otras medidas bastante eficientes, como diseñar rutas de transporte que acorten distancias o colocar alerones en la parte superior de las cabinas para reducir la resistencia del aire y ahorrar en carburante, además de disminuir las emisiones de efecto invernadero.

    No te olvides de revisar que tus camiones salgan siempre del centro logístico cuando están cargados del todo para evitar más viajes de los necesarios. Todas estas iniciativas incentivarán tu implicación ecológica y, gracias a empresas de logística especializadas, conseguirás implantarlas de forma sencilla y satisfactoria.

    Los ODS

    Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, también conocidos como Objetivos Mundiales, se crearon con el fin de acabar con la pobreza, proteger el planeta y proporcionar un equilibro óptimo en la sostenibilidad medioambiental, económica y social.

    En total, diecisiete objetivos integran un conjunto de normas aplicables a todos los sectores, ya que la intervención en un área afecta a los resultados de las otras. La logística y los ODS deben unificarse para conseguir resultados favorables y duraderos. El fomento del consumo y la producción responsables son uno de los temas más importantes en esta nueva manera de entender el negocio.

    Pero, además, es conveniente que implementes actividades verdes siempre que puedas ya que así conseguirás mejoras en el comportamiento de los consumidores. Piensa que si diseñas modelos de consumo y producción responsables, estarás dando ejemplo a los clientes e incitándoles a que hagan un consumo consciente.

    Uno de estos objetivos mundiales es precisamente proteger, restaurar y fomentar el uso sostenible de los ecosistemas, gestionar los bosques de forma responsable y detener la degradación del suelo. Si apuestas por ofrecer envases ecológicos primarios, secundarios y terciarios que estén compuestos, por ejemplo, de fibras de madera o de cualquier otro material con certificado de reciclaje o sostenibilidad, estarás contribuyendo a cumplir este punto esencial de proyecto y, a su vez, atrayendo a empresas preocupadas por la sostenibilidad y a clientela concienciada en materia ecológica.

    En conclusión, las empresas de logística tienen en sus manos ayudar a cuidar el ecosistema. Es beneficioso para todos, ¡incluidas las propias empresas! Esperamos que esto te haya resultado útil para captar ideas e integrarlas en tus mecánicas de trabajo rutinario. De ese modo apostarás por un almacenaje sostenible y una distribución limpia. ¡Solicita más información!
    imagen