Blog

    Logística del Frio Barcelona

    La logística del frío es un elemento indispensable para la industria farmacéutica, ya que cada vez están aumentando más el uso de medicamentos genéricos, las aplicaciones de la biotecnología y el alza de la medicina personalizada. 

    Si quieres saber más acerca de este servicio y sus aplicaciones, no dudes en seguir leyendo este artículo sobre garantizar el tratamiento de los productos con la atención especializada que requieren.

    ¿Qué es la logística en frío? 

    Como logística en frío se conoce a los productos de refrigeración o congelación. Es un concepto que hace referencia a una agrupación de elementos y actividades que son imprescindibles para avalar que la calidad de los alimentos, los productos sanitarios o los farmacéuticos se mantengan durante todo el proceso. Este método hace que las temperaturas desciendan para conseguir inhibir el desarrollo y la abundancia de microbios y agentes que los alteran.

    Estos elementos se conforman del transporte activo primario y secundario, los almacenes de frío, las zonas de almacenamiento y los aparadores de venta. Debes saber que el elemento clave en este tipo de logística es el transporte, ya que es el que más peligro puede generar por distintos motivos como la dejadez del vehículo o el pésimo funcionamiento del frigorífico.

    Hoy en día, las líneas de transporte que están dedicadas a la cadena de frío son escasas y están intentando desarrollar más oportunidades para el futuro.

    Aplicación de la logística en frío en farmacia 

    La cadena de suministro de temperatura controlada en la logística de farmacia asegura que el producto que recibe el consumidor ha cumplido con las temperaturas requeridas para garantizar la calidad.

    Actualmente, existen multitud de medicamentos que necesitan de un control de temperatura para el mantenimiento o cuidado del mismo. Según la OMS, los más conocidos son las vacunas, los preparados biológicos y los materiales relacionados con los trasplantes, la reproducción y los análisis clínicos.

    Las temperaturas más habituales en el almacenamiento de cadena de frío son las siguientes:

    – Entre 20 y 23 ºC para productos que solo necesitan una ligera refrigeración con ambiente húmedo. 

    – Entre 2 y 8 ºC para los medicamentos que necesitan refrigeración total.

    – Unos -20 ºC para los productos congelados.

    – Unos -70 ºC para el dióxido de carbono en estado sólido.

    – Unos -190 ºC para productos como el nitrógeno líquido criogénico.

    Este tipo de cadena engloba producción, transporte, almacenamiento, venta y consumo del paciente, teniendo en cuenta que normalmente se encarga de todo un operador logístico.

    Planificación de la logística en frío farmacéutica 

    Para la planificación del almacenamiento y posterior distribución de material del sector farmacéutico, hay que tener en consideración una serie de criterios adicionales que no deben tomarse en cuenta en las unidades logísticas convencionales.

    Todas las áreas deben estar perfectamente cualificadas desde el inicio de la planificación, prestando especial atención a las zonas de control climático, control de accesos y entrada, y modificaciones en el flujo de material en el área de producción. 

    A continuación te mostramos las fases del proceso de planificación.

    Unidades de logística de temperatura controlada

    En el ámbito farmacéutico, la temperatura tiene una importancia vital en el almacenamiento de los productos. La primera fase en el proceso de planificación es la de evaluar la normativa vigente en lo relativo a la higiene de salas y necesidades de temperatura. La ley establece que no está permitido el almacenamiento de materiales con clases diferentes de riesgo y toxicidad. Por ello, es necesario establecer diferentes compartimentos por cada intervalo de temperaturas.

    Evaluación de datos

    Una vez establecidos los distintos rangos de temperaturas en función de los materiales a almacenar, el siguiente paso consiste en transformar los datos de la base de datos en información. Es importante estimar con suma precisión la demanda para garantizar el rendimiento dinámico y adaptar la capacidad de la unidad logística. Además, hay que prever las futuras necesidades del mercado, analizando las fortalezas y amenazas, así como los cambios en cada área. 

    Planificación del almacén

    Todos los requisitos que se aplican en el proceso de planificación de almacenes deben tener en consideración los potenciales riesgos: vías de agua, sustancias tóxicas o peligrosas. Un elemento diferenciador esencial en los almacenes combinados es la división de productos terminados para contar, por un lado, con la distribución de materias primas y, por otro, la producción.

    Normas de cualificación

    Y, por último, se trata de dar con el punto de equilibrio óptimo entre sistemas logísticos, edificios y procesos. La cualificación del diseño es imprescindible, ya que sienta las bases para la planificación posterior. Durante el proceso de validación, todos los agentes implicados deben saber que las normas de edificación del sector farmacéutico son exclusivas y no generales. 

    Acércate y conoce las diferentes soluciones logísticas para la organización del abastecimiento y distribución de tus mercancías farmacéuticas con la logística del frío que podemos ofrecerte. ¡No lo pienses ni un segundo más!

    imagen